lunes, abril 29, 2013

Cuando el aroma de unas ricas enchiladas nos recuerda a nuestro querido México...

0 comentarios
Normalmente la tarde anterior es cuando uno se plantea que es lo que va a comer al día siguiente. Esto hace que uno se pueda preparar con las compras el día anterior para tenerlo todo listo y podamos cocinar el platillo en cuestión. Y muchas veces, cuando llega esta hora del día me planteo que la comida que me gustaría probar al día siguiente es unas ricas enchiladas mexicanas que me transportan inmediatamente a los sabores que disfrutaba en México cuando vivía ahí.

Sin embargo, como sucede en todas las cocinas del mundo, si uno no cuenta con ingredientes de muy buena calidad el resultado del platillo es dudoso. Hasta hace algunos años las tortillas de maíz que uno podía conseguir en España eran de baja calidad y regular sabor, hasta que se abrió en Madrid la fábrica "La Reina de las tortillas" cuando no sólo los mexicanos que vivíamos en España sino en otros países de Europa pudimos probar la maravilla de una auténtica tortilla mexicana hecha como harina de maíz de nixtamal tal y como las comemos en nuestro país.


La receta de las enchiladas que suelo preparar aquí en España es la siguiente:
  • Cuatro tortillas de maíz por cada comensal
  • 2 pechugas de pollo grandes cocidas
  • 4 tomates (jitomates) rojos grandes
  • 3 cebollas
  • 4 o 5 dientes de ajo
  • 2 o 3 chiles jalapeños
  • 1 lechuga mediana
  • queso fresco
  • nata espesa
  • unas 3 cucharadas de aceite de maíz o girasol
Para preparar la salsa, pongo los tomates, una cebolla, los dientes de ajo, los chiles jalapeños y un poco de sal en el vaso de una picadora y lo trituro todo. Luego, pongo en una sartén con una cucharada de aceite la salsa para que se haga lentamente y espese un poco.
Previamente, había puesto en una olla exprés las pechugas de pollo en agua, con una cebolla, un diente de ajo y sal hasta que la carne esté totalmente cocida. Se sacan del consomé, se dejan enfriar y se desmenuzan.
En una sartén con aceite caliente se pasan una a una las tortillas unos cuantos segundos para que se calienten pero no se doren.
Una vez calientes las tortillas, se les pone una cantidad generosa de pollo y se doblan por la mitad. Por cada comensal se calcula una porción de cuatro enchiladas y una vez que están en el plato, se les baña generosamente con la salsa de tomate y encima se les espolvorea el queso freso y un chorro de nata espesa, adornando a un lado con una cama de lechuga fresca aderezada con sal y unas gotas de vinagre.

¿A que suena delicioso no? Pues afortunadamente en España podemos conseguir unas excelentes tortillas de maíz, tal y como si estuviéramos en nuestro querido México, gracias al tesón de la familia Aceves quienes en unos pocos años han logrado que La Reina de las Tortillas sea un referente y un excelente aliado gastronómico en las cocinas de muchos de los mexicanos en España, quienes podemos adquirir sus productos desde cualquier punto de la geografía hispana y recibir las tortillas con la máxima calidad y sabor.

Por eso, reproducir muchos de los platillos mexicanos como los tacos, enchiladas, chilaquiles, tlacoyos, huaraches y otros más que requieren de tortillas de 100% maíz de nixtamal es una realidad desde hace más de cinco años cuando se creó La Reina de las Tortillas.

0 comentarios: